martes, 29 de enero de 2013

AL MENOS UNA VEZ EN LA VIDA




 

 "Es un cross que hay que correr al menos una vez en la vida", así es como un buen amigo (Paya) despejaba todas mis dudas sobre si correr en Lasarte o en Haro (Cto autonómico individual campo a través), viendo fotos históricas como esta, aún más.

San Sebastián es una ciudad que siempre apetece volver, pero además si tu padre se anima a ir, el viaje cobra otro sentido. Por ello, sin dudar, el mismo sábado partimos hacia Donostia con mucha ilusión. Yo por descubrirle a mi padre una ciudad maravillosa y él seguro que con ganas de ser deslumbrado.

El trato que recibimos por parte de la organización del cross, hotel, jueces y federativos, (gracias Mikel), fue excepcional. Todo ello se une a dos grandes compañeros que he tenido el placer de conocer este año que he fichado por el Rioja Añares, como son Mari Carmen y Fran su marido. Muchísimas gracias por vuestra amabilidad, de verdad que es un placer conocer gente así.


En cuanto a la prueba, el circuito, aunque duro, es fantástico; especialmente para el espectador. Gradas llenas en el hipódromo, donde la gente asume que para ver a atletas de talla mundial correr, hay que pagarlo.
Ya calentando percibes que vas a corer un cross especial, un cross con mucho caché e historia, nada más y nada menos que la 58º edición.
Dura sería la carrera, lo sabíamos todos, pero especialmente dificil era transitar por el segundo kilómetro de cada vuelta. Montículo y ría, todo ello aderezado con muchísimo barro impedían correr a un ritmo uniforme, quedándote clavado literalmente. Diferencias de más de 20 segundos entre el mil rápido y el mil lento...pero esta carrera es para sufrirla, y no amedrentarse..empezaba a vivir por qué es especial ese cross.

Finalmente acabé en un más que digna 15ª posición. Sin pinchar, en positivo, como suelo hacer siempre. La conclusión que extraigo es que no me desenvuelvo en el barro tan bien como creía y que la actuación es más que de aprobado, ya que acudía al cross con mucha carga de entrenamiento.


Ahora, la idea era correr un 3000 en Zaragoza, pero al final lo hemos descartado, así que toca seguir entrenando a base de kilómetros.



 

1 comentario:

M.C. Olaso dijo...

Edu, ¡¡¡Felicidades, todo un ejemplo de “superación personal”!!!
Tú, como siempre demostrando tu potencial deportivo. Nada se te resiste, y en éste Cross del Hipódromo has demostrado, una vez más tu capacidad de adaptación al terreno, y cuando digo terreno, me refiero a un terreno, (poco experimentado por ti), como es el “barro”, además de otros obstáculos inmersos en la propia prueba.
En fin, todo un “campeón”.
Yo, también soy de las que opinan, que al menos una vez en la vida, hay que sumergirse en el “barrizal” de dicho Hipódromo, competir con grandísimos atletas venidos de todo el mundo, y gozar del apoyo, y aplausos del público.
Por todo ello, Edu, el año que viene, para mí sería mi tercer año consecutivo, y deseo que para ti, sea el segundo. Y seguro, que será otra experiencia increíble.
¡¡Ya nos queda menos para el próximo año!!!
Con cariño,
Mª Carmen