lunes, 6 de septiembre de 2010

10 KM ADIDAS PALENCIA





Cuando te presentas en una carrera de 10 km, te toca correr a las 12.00 h, con 30º, lo más seguro es que sufras más de la cuenta. Este puede ser el trasfondo de una historia que comenzó ya el 2 de Septiembre cuando decidí correr en los 10 km adidas de Palencia.Tras concretar el viaje con Paya (menos mal que me dio por discurrir y plantear la salida con 30 minutos de antelación) lo siguiente fue recoger los dorsales que los tenía GUS...jej.
El café de rigor nunca puede faltar, y tomándolo al estilo "italiano" nos enfundamos las zapatillas y calentamos lejos de la marabunta de atletas que abarrotaban la avenida Cardenal Cisneros.

La salida, como en toda carrera popular masiva, fue un poco caótica, siempre con la mosca detrás de la oreja para que no te pisen, no te empujen, y sobre todo no te caigas. Después de desearnos suerte, Álamo lanzó la prueba...y todos detrás.
Ayer me sentía guerrillero, y no dudé en ponerme delante del grupo, sin acobardarme. Era la carrera para asumir riesgos, y así lo hice ya que logré neutralizar a un escapado en el km 5. El grupo seguía compacto y con los mismos efectivos que en la salida. Ritmo tenía...pero de "leguas" por lo que de antemano sabia que iba a sufrir por mantener el ritmo en los últimos kilómetros. Y así fue, tras descolgar a rivales, nos quedamos Alex y yo para jugarnos el primer puesto; el márgen de maniobra era de 2km...y yo iba bastante mal, tanto muscularmente como de "caja".
De repente observo que estoy corriendo sólo ya que Alex (después de haber hecho algún tirón en el ritmo) se había descolgado.
Sin reservarme sigo adelante, pero sabiendo que estoy corriendo en negativo...que mala sensación es esa, cuando deseas que la carrera acabe. Por fin entro en el último kilómetro donde una rampa (que recordaba más larga) me espera, para, después de bajar entrar en las pistas.
Por respeto y decencia acabé corriendo, pero juro, que no sé si por el calor, deshidratación, ritmo, malestar, deseé entrar en meta andando, pero finalmente, en un destello de lucidez, dentro de tanta fatiga y lactato, rectifiqué y cruce la meta corriendo, cual deportista pedestre...!que no se diga!

Podeis ver la crónica de la carrera en el NORTE DE CASTILLA y en el DIARIO PALENTINO; este último muy cómico porque refleja la dureza de la prueba.


Pd: Alex, ánimo tio! siempre una retirada de una carrera deja sabor agridulce pero hay que resarcirse.

1 comentario:

gargar dijo...

Enhorabuena tio, eres un superclase!!! confio en que en Sagunto me contradigas y corras mucho más de lo que pienso jeje.