domingo, 22 de agosto de 2010

RESET-

A falta de menos de un mes, se celebra en Sagunto el Campeonato de España de Media Maratón por el que llevo entrenando todo este verano. La preparación no está siendo fácil, ni buena;compaginar el trabajo, una beca y mi nueva función de preparador físico de fútbol supone una odisea. Lo más costoso es entrenar muy temprano por las mañanas especialmente los días que toca “correr rápido”. Además la noticia de que tengo anemia me ha hecho reflexionar sobre la planificación de esta carrera. Debido a esto no he podido enlazar buenos entrenamientos como en meses anteriores y ahora la prioridad es "descansar" sin perder la forma...un poco complicado.
Como bien dijo un buen amigo mío: “igual no has dado tiempo al organismo para recuperar, casi enlazas dos temporadas seguidas”; a esto yo respondo que no sólo tengo mermado el potencial físico (ya que tengo anemia), sino que a nivel psicológico no he pasado por mis mejores momentos, sintiendo una sensación de soledad constante (tanto en casa como en los entrenamientos) que me ha mermado mucho. Por absurdo que parezaca, esta sensación solo la desaparecía cuando iba a trabajar...es increible.
Por ello, y como me considero una persona activa (igual no tanto como Pablo Vega) jeje, me he replanteado la preparación de la media maratón utilizando un modelo de planificación que es más común en los deportes colectivos. Es el modelo ATR (acumulación, transformación, realización), o modelo de cargas concentradas.
Este diseño fue propuesto por Issurin y Kaverin en 1985, a partir del trabajo con piragüistas soviéticos. La idea general se basa en la concentración de cargas de entrenamiento sobre capacidades específicas u objetivos concretos de entrenamiento y el desarrollo consecutivo de ciertas capacidades u objetivos en bloques de entrenamiento especializados. Es decir, tratar a las capacidades al principio como bloques estanco, paras integrarlas a posteriori.
Este modelo se utiliza mucho en los deportes colectivos, pero se puede aplicar a todos los deportes.
1. Acumulación: Predominan las cargas de carácter general. Se aumenta el potencial técnico y motor del deportista y se construye una base de cualidades físicas. Se plantean objetivos a corto plazo, relacionados con volúmenes relativamente altos e intensidad moderada para las capacidades de hipertrofia y fuerza máxima, resistencia aeróbica, formación técnica básica y corrección de errores.
2. Transformación: En el que la base construida se convierte en preparación específica, aumentándose la intensidad. Por ejemplo, sobre la base de la fuerza máxima se construye la fuerza explosiva o la resistencia a la fuerza (en función de cada especialidad), y sobre la base aeróbica se construye la resistencia mixta, especial y/o anaeróbica. Igualmente se desarrolla la técnica en condiciones específicas y la tolerancia técnica a la fatiga.
3. Realización: Donde se materializa el potencial acumulado y transformado, mediante la inclusión de ejercicios competitivos. La carga se concentra en el desarrollo de la velocidad y la simulación de la competición. Por tanto, tiene como objetivo lograr los mejores resultados, afinando la máxima forma del deportista. Otros objetivos son la preparación integrada y el dominio técnico
Lo más duro será la semana siguiente donde haré un microciclo de acumulación. Este va a ser la piedra de toque para observar si he mejorado y me siento bien para entrenar duro; y a partir de ahí 2 semanas de transformación o 1+1 (transformación y realización) para acabar, evidentemente, haciendo un microciclo de realización en la semana de competición.


En unas horas iré a correr a Llamas de La Ribera. Un pueblo a escasos 40 km de León donde nunca he corrido pero las referencuas que tengo son estupendas. POr lo que, en un trazado de 4km, ya os diré como me desenvolví.

Un saludo

Y ánimo a todos, no seáis tan blandos como yo!

2 comentarios:

Santa Biología dijo...

Enhorabuena por el segundo puesto de llamas, ya cuando tenga más tiempo te leo la parrafada.

Un saludo máquina!!

Luis del Aguila dijo...

Suerte en esta última fase de preparación. A por todas.