lunes, 27 de julio de 2009

DULCE DESPEDIDA

Kilometros caminados, kilometros de historia, millas de sonrisas, pies de lágrimas...correr por los senderos de la vida, aunque sean escarpados o lisos. Compañero eterno de un viaje infinito, un viaje que comienza con el sol y acaba mucho después de que la luna a ascendido... de las largas calles, bajo el sol, sobre la lluvia... Fiel compañero de viaje, que se desgasta con cada paso que da, pero que sigue aguantando la presión que se ejerce entre el suelo y mi pie...

He aquí mi homenaje a estas compañeras de fatiga, las zapatillas, a esas que vamos cambiando por otras y que nosotros los atletas sabemos lo importantes que son y lo que significan.

Hoy despido a mis primeras zapatillas racing, vendidas por 5000 pesetas de aquella por Chus Alonso y que estrené horas después, también en la que fue mi primera carrera, LA MILLA DE BEMBIBRE.

Estas zapatillas van a recabar en manos de su legítimo dueño, Fiur, ya querealmente eran de su hermano. No me duele desprenderme de ellas ya que se que el gesto que hago le va a evocar grandes recuerdos a Fiur y a la postre será gratificante para los dos.



Un saludo a todos.

3 comentarios:

Gastroboy dijo...

:'( Una despedida emotiva pero un poco triste... Al menos sabes que estarán en buenas manos. Mis primeras zapas running se han roto, de momento aguantan, pero estan rotas, y estoy sintiendo algo parecido... con el cariño que les tenía... me va a costar encontrar otras que las replacen...

Ánimo Edu. Un saludo.

En cuanto a mí, soy estudiante de Biología a tiempo parcial, jeje, la otra parte de mi tiempo la acapara el atletismo. dijo...

Oye macho, a ver cuando vienes a León y nos vamos a comer por ahi, cuando bajes avisanos a gille o a mi y nos vamos a papear.

Venga macho

EDUARDO dijo...

ya comenté a estos de ir de cena este Viernes.