sábado, 25 de abril de 2009

MARATÓN LONDRES...y españoles

¿Se repetirá esta foto del año pasado?

Que así sea por favor...


Ni el viento ni la posible lluvia que se anuncia durante la carrera, han hecho amilanarse a Samuel Kamau Wanjiru. Con su aureola de campeón olímpico, el keniata se pasea por Londres como una megaestrella. Está convencido de que en la capital británica mejorará el domingo el récord mundial de maratón. Será a partir de las 10.45, hora española, cuando Wanjiru inicie su desafío para el cual ha pedido a los organizadores que las liebres le lleven hasta el medio maratón en 1.01:45. Algunos le tachan de loco. Consideran que con ese ritmo se suicidará porque la segunda parte del trazado londinense es más dura y ni siquiera podrá ganar la prueba. Otros le consideran un iluminado capaz de pulverizar los 2.03:59 que Haile Gebreselassie estableció como tope mundial en Berlín en septiembre del año pasado. "Puedo correr en 2.02", asegura sin titubear. Sin embargo, la organización espléndida a la hora de pagarle a él y a las otras estrellas de la carrera (Lel, Goumri, Gharib, Kebede, Tadesse y compañía), ha racaneado una vez más en el tema de las liebres. Ha contratado tan sólo tres, con buenas marcas en medio maratón, pero escaso cartel, por las 8 con las que contó Gebreselassie en Berlín.

Wanjiru ha preparado a conciencia su cuarta experiencia con el maratón. Ganó en Fukuoka (2.06.39) en su debut en 2007; fue segundo en Londres (2.05.24) en 2008 y primero en los Juegos Olímpicos de Pekín (2.06:32) el año pasado. Sin embargo, su actuación el pasado febrero en el medio maratón de Granollers sembró dudas. Triunfó con un crono de 1.01:13, muy lejano de su mejor prestación la que le convirtió en recordman mundial de la especialidad en Holanda hace dos años (58:33). Después, en el test definitivo, el que libró en Lisboa el pasado mes, tan sólo fue séptimo (1.01:25) muy por detrás de Lel o Gharib, dos de sus rivales en Londres, que aquel día bajaron de la hora, con lo cual esas dudas se acrecentaron aún más. Wanjiru pretende despejarlas de un plumazo. "El domigo que me siga el que pueda", decía desafiante.

Martin Lel, duda por lesión

La otra cara de la moneda la ponía Martin Lel, el rey del maratón de Londres (ha ganado tres de las últimas cuatro ediciones -fue segundo tras Felix Limo en 2006-). El keniata, compañero de entrenamiento en ocasiones de Wanjiru, pasea cojo por Londres. Se lesionó un día antes de aterrizar en Londres y aún duda si tomará la salida. De hacerlo, su rendimiento podría estar lejos de años anteriores y de aquel crono de 2.05.15, que le mantiene séptimo en el ránking mundial de todos los tiempos. Sin Lel, en plena forma, Jaouad Gharib se postula como el principal rival de Wanjiru. Subcampeón olímpico, dos veces campeón mundial (París'03 y Helsinki'05), el marroquí intentará lograr a la cuarta su primera victoria en Londres, tras un segundo, un tercero y un cuarto puesto en sus actuaciones precedentes. Su marca personal (2.07:02) demuestra que es un atleta más competitivo, que rápido, por lo que sus opciones de victoria pasan tan sólo por un pinchazo de Wanjiru.

En un segundo escalón, como outsiders de lujo se presentan Goumri, Kebede y Tadesse. El primero mostró su talento el año pasado en Londres cuando peleó hasta el último kilómetro con Lel y Wanjiru, para cruzar la meta tercero en 2.05:30 y convertirse en el noveno atleta más rápido de la historia. Por su parte, Tsegay Kebede sigue sorprendiendo al mundo. Con 20 años debutó en maratón en Amsterdam, marcando 2.08:16, y con 21 años se colgó el bronce olímpico y ganó su primer maratón, el pasado diciembre en Fukuoka, corriendo en 2.06:10. Si mantiene esta progresión, el joven etíope se presenta como un digno sucesor de Gebreselassie. Con expectación se esperaba el debut de Zersenay Tadesse, que puede verse ensombrecido por un virus que se trajo de Amman y del Mundial de cross, especialidad en la que ha subido al podio mundialista en las últimas tres ediciones para recoger un oro y dos bronces. Dicho virus le mantuvo cinco días parado y retrasó su puesta a punto definitiva encaminada a correr en torno a 2.05.

Iván Galán y Yesenia Centeno constituyen la representación española encaminada a lograr la mínima para los Mundiales de Berlín. El primero, que debería bajar de 2.12.30 para aspirar a estar entre los seleccionados, debutó el año pasado en Londres con un resultado discreto (2.24:55), al desfondarse en los últimos kilómetros. Compañero de calentamiento de Tadesse y dirigido también por Jerónimo Bravo, Galán intentará resarcirse de lo ocurrido en 2008, pese a haber tenido problemas de anemia durante su preparación. Con más moral, aterrizó Yesenia, tras la gran marca que logró en el medio maratón de Azpeitia (1.10:09) el pasado 28 de marzo. El objetivo para ella debe ser correr por debajo de 2.32, algo que ya logró el año pasado al correr en 2.31:16, su mejor marca personal en Hamburgo.

Animo también para Alessandra Aguilar y su liebre y forero Marc Roig que estarán en Hamburgo.

4 comentarios:

fiur dijo...

¡¡¡Menudas carreras que se ven todos los años en Londres!!!

De Wanjiru todos nos lo esperábamos, pero mención especial para el marroquí Gharib, que ya fue Campeón del Mundo hace 6 años, y que nunca defrauda, como pudo verse en Pekín...

Por cierto, ¿quieres algunos "consejos" para correr el marathon en 2h35'? Con esos sí que te ibas a descojonar de la risa...

EDUARDO dijo...

ok!! ponme los consejos para hacer 2h 35´jeje
nos vemos

En cuanto a mí, soy estudiante de Biología a tiempo parcial, jeje, ¡vamos!, como todos. dijo...

¿Qué tal el universitario????

En cuanto a mí, soy estudiante de Biología a tiempo parcial, jeje, ¡vamos!, como todos. dijo...

Ah!!! otra cosa, este es un mensaje de dejo caer y es para todo el que lo recoja.

Quiero una camiseta de tirantes de la universidad de León, estoy dispuesto a pagar un módico precio o si es una muchacha quien me la consige tb estoy dispuesto a pagarla en carnes, en fin, espero vuestra contestación.